Cómo debe ser la atención al cliente en centros de estética

Cómo debe ser la atención al cliente en centros de estética

Atención al cliente en recepción

La atención al cliente y la calidad de cada servicio, son el punto de partida y objetivo de toda actividad que pretenda la venta de productos o servicios. Como es el caso de los centros de estética o belleza.

Todo cliente que pisa tu negocio quiere que se le trate con respeto y profesionalidad. También quiere que se le escuche y comprenda. No tener una sensación de intercambio de dinero por servicio contratado. ¡No!

Si hace poco tratamos la importancia de la higiene en los centros de estética, hoy nos centraremos en la necesidad de gestionar una buena atención al cliente.

No es fácil tratar con una persona insatisfecha o colérica, por eso vamos a evitar llegar a este punto con varias propuestas interesantes sobre cómo mejorar la atención al cliente en un centro de belleza. ¿Te interesa?

Organización de la agenda del centro de estética

La organización en la atención al cliente es clave. No debemos perder el tiempo con confusiones o mala memoria. Se debe escribir un protocolo sobre la atención telefónica, llevar al día la agenda de trabajo, cuidar la imagen personal y limpieza del centro.

Una adecuada organización del tiempo de trabajo repercutirá no sólo en la rentabilidad del salón sino en la atención al cliente.

Higiene y atención al cliente en cabina de estética

Si usa un programa de gestión en tu centro de belleza seguramente tenga una agenda profesional incorporada. Si no, puedes crear una fácilmente en un cuaderno o en una hoja de excel.

Una organización estricta evitará que se solapen unos clientes con otros, por ello es importante apuntar el nombre del cliente, qué tipo de servicio desea, qué profesional quiere que realice el trabajo, etc. Se puede perder un tiempo muy valioso si se cometen errores al concertar visitas.

Un modelo de agenda puede ser este:

HORA

CLIENTE

TRATAMIENTO

TÉCNICA

PROFESIONAL ASIGNADO

CABINA

NOTAS

9:00 h

Andrea

Depilación láser

láser

María

4

 

9:30 h

Luisa

Antiarrugas

Hifu

Sara

3

Piel fina

10:00h

 

 

 

 

 

 

11:00h

 

 

 

 

 

 

La recepción siempre a punto

¿Te has dado cuenta de que la recepción es el primer encuentro con tu cliente? Tienes que preocuparte porque esa primera impresión sea buena y agradable para tu cliente.

Es necesario que haya una persona encargada de atender todas las llamadas, correos, peticiones, agenda; y todos los recursos indispensables de la empresa.

No solo hay que cuidar la imagen, debemos saber las competencias de cada profesional para que cada uno acate su función de forma correcta. Por tanto, la persona encargada de este trabajo deberá ser capaz de:

Recepción para atención al cliente
  • Atender rápidamente el teléfono, ser concisa en sus respuestas y educada.
  • Tener amplio conocimiento de la empresa para resolver todas las posibles dudas de los clientes.
  • Responder en nombre del salón de belleza, dar los buenos días y despedir con un “gracias”.
  • Anotar todas las peticiones del cliente. Además del nombre y el número de teléfono.
  •  Comunicar el mensaje inmediatamente a su recepción y anotarlo en la agenda.
  • Si el mensaje espera respuesta o se ha quedado en devolver la llamada, hay que asegurarse que se hace.
  •  El teléfono es un elemento de trabajo, hay que procurar que no esté bloqueado, sobre todo en horas punta.
  •  Limitar las llamadas personales. Si durante el horario de trabajo es necesario realizar alguna llamada se debe pedir permiso.

Por ello, la recepcionista debe de ser alguien bien presentado, cortés y dispuesta. Se debe asegurar de que cada cliente es atendido y ocuparse de sus objetos personales. Es bueno que acomode al cliente en su espera y que le ofrezca algo de beber si fuera posible

Debe quedar claro que el cliente no paga solo por un tratamiento, sino también por la higiene, limpieza del centro, la profesionalidad y la cortesía. ¡Todo suma para ellos!

Lo que no se debe hacer delante de un cliente

-Ser antipático y grosero en modales.

-Discutir entre profesionales de la empresa.

-Comentar temas personales entre las compañeras. 

-Hablar mal sobre el resto del personal o del jefe. Es una pésima imagen de la empresa.

-Consultar las dudas y no aventurarse a dar respuestas incorrectas.

-Descansar en sillones destinados al trabajo. 

-Permanecer sentado mientras el cliente está de pie.

-Fumar en el salón durante el horario del trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.